Consells Llar Calor Ecopime 01

Consejos para mantener el hogar fresco sin aire acondicionado

Llega el tiempo de las olas de calor del verano, la época que, si no tenemos la casa preparada para la radiación solar, ni nuestro hogar nos sirve como refugio para sobrevivir del calor.

Si su casa cuenta con aire acondicionado, sabrá que su consumo encarece la factura de luz, motivo por el cual es interesante aislar el edificio para encender menos horas el aire que tenga instalado. En caso de que no disponga de ningún sistema de refrigeración, todavía tiene más motivos por saber cómo puede mantener su hogar fresco en verano.

 

¿Cómo aislar su hogar del calor del verano?

Una buena estructura de su edificio y una arquitectura coherente permitirá que las radiaciones de calor no entren en su casa, del mismo modo que en invierno la aislarán del frío.

A menudo uno de los motivos por los cuales un hogar no es eficiente energéticamente es debido a la antigüedad del edificio. Es importante saber que los gastos energéticos se pueden reducir considerablemente a través de medidas de rehabilitación de su hogar.

Aislar su hogar del calor y el frío le permitirá un ahorro energético y una mejora de su bienestar.

A continuación, le damos consejos para mantener su hogar fresco a pesar del calor del exterior:

  • Instalar material aislante en el hogar

Utilizar lana de roca, fibra de madera, celulosa o perlas EPD de grafito nos permitirá proteger el hogar del clima del exterior, tanto en verano como el invierno. A la vez nos aportará otros beneficios como evitar humedades por condensación en el edificio y aislarlo contra el ruido.

Con un buen aislamiento térmico podemos ahorrar entre un 30 y un 70% de energía del hogar.

  • Instalar aislante térmico en el exterior del edificio

Se trata del Sistema de Aislamiento Térmico Exterior o SATE, en el cual habitualmente se utilizan planchas rígidas de materiales como la lana de roca o el poliestireno.

Un tipo de aislamiento muy utilizado de este tipo es el de poliestireno extruido, que se coloca en la zona de la impermeabilización de la fachada y es muy duradero. El aislamiento también puede ser a través de los tabiques, con corcho poliespán, por ejemplo.

  • Tener ventanas grandes, de doble cristal y persianas

Las aperturas grandes en forma de ventanas permitirán que cuando baja la temperatura por la noche podamos refrescar el hogar más fácilmente. Es interesante también que sean ventanas de doble cristal, porque cuentan con una baja conductividad térmica y un coeficiente bajo de absorción de la radiación. Y, sobre todo, instalar persianas para contribuir en el aislamiento del hogar.

  • Instalar iluminación LED

La iluminación LED emite poco calor, aparte de ser un tipo de luz de bajo consumo, motivo por el cual es el sistema ideal para el ahorro energético y para mantener el hogar más fresco. En el caso de las bombillas fluorescentes, por ejemplo, iluminan a través de una reacción de los gases a su interior, de forma que se transforma en luz pero también en calor.

 

►  ¿Ha pensado en replantear su hogar a nivel de eficiencia energética y aislarla del calor del exterior en verano, o del frío en invierno? Contacte con Ecopime.

Compartir